El ébola : qué es y cómo se transmite

Más de 3.000 personas han fallecido en África por culpa del ébola. Un virus muy peligroso y contagioso que ya ha entrado en Europa.


El ébola : qué es y cómo se transmite

En Sierra Leona, Guinea, Liberia y Nigeria. Más de 3.000 muertos y más de 7.000 casos. Un virus mortífero que se transmite con facilidad. En Europa ya se ha registrado la primera infección. Para muchos se trata de un brote que no tiene precedentes. Pero el ébola es de sobras conocido para la comunidad médica. Fue descubierto en el año 1.976.

¿Qué es el ébola?

Fue descubierto en el año 1.976. Se trata de un filovirus, ya que tiene una estructura filamentosa. Una de sus principales característica es que es capaz de generar una hemorragia muy intensa en el organismo. Es altamente mortal, variando entre un 25% y  90% en cuanto a probabilidades de fallecer tras su infección. De todas formas, la media se sitúa en torno al 50%, un grado de mortalidad muy elevado.

El diagnóstico por ébola tiene un handicap. Solo se puede saber mediante análisis llevados a cabo en un laboratorio. Eso hace que tenga que haber un tiempo de espera hasta que se sepa con certeza si estás infectado. Eso puede poner en riesgo a las personas que estén contigo ya que puedes transmitirle la enfermedad sin saberlo. Uno de los síntomas principales es la fiebre elevada. Los médicos advierten que si tu temperatura corporal asciende a más de 38,5º y has estado en contacto con alguna persona o has visitado algún lugar de riesgo, tienes que ir aun hospital para que te hagan las pruebas.

Se sospecha que su propagación fue a través del contacto de humanos con animales,  concretamente con murciélagos.

¿Cómo se transmite el ébola?

El ébola se puede transmitir de dos maneras. Por contacto directo con la sangre de la persona infectada y mediante la exposición a secreciones de animales o seres humanos, vivos o fallecidos. Uno de los motivos que han hecho que el ébola se haya propagado son las ceremonias de inhumación que se llevan a cabo en las aldeas de África. Al entrar en contacto con los cadáveres, la transmisión del virus es más rápida.

Por ello, los protocolos médicos indican que hay que incinerar a los fallecidos inmediatamente. Si estás en contacto con alguna persona infectada por ébola hay que tomar precauciones como llevar guantes, mascarillas y ropa aislante.

Actualmente se han empleado algunos tratamientos experimentales. El que más esperanza ha generado es el Zmapp. Al parecer, algunos pacientes norteamericanos han sobrevivido al virus tras probar este suero. De todos modos, es un fármaco que todavía está en proceso de experimentación. Además, el número de unidades para tratar a todas las personas infectadas es escaso.

Ahora queda por saber si el ébola será una enfermedad como otras que en el pasado causaron un estado de histeria colectiva y que al final se quedaron en nada. De momento el grado de incertidumbre es muy elevado y nadie sabe qué va a suceder. Lo importante es que los gobiernos actúen y activen e protocolo de seguridad de forma competente. En ese caso, es posible que la transmisión de la enfermedad se ralentice a la espera de un fármaco o vacuna que sirva para neutralizarla.

 

Foto: European Commission DG ECHO

Escribe una respuesta

Tu email no será publicado.