Ventajas del modelo de franquicia

En una época en la que emprender se ha convertido en una necesidad ya que el empleo escasea, a la hora de montar un negocio hay que valorar todas las opciones. Montar una franquicia es una de ellas.


Ventajas del modelo de franquicia

El mundo laboral se encuentra en una situación muy delicada. Extrema y dramática se podría decir. Los puestos de trabajo escasean y los que se ofertan cuentan, en muchas ocasiones, con unas condiciones laborales poco apetecibles. Muchas veces, la gente acepta esas ofertas de empleo por necesidad.

La otra opción es hacerse autónomo, montar tu propia empresa. Actualmente es una buena opción aunque no siempre resulta sencillo. Montar un negocio de la nada es realmente complicado más aún teniendo en cuenta las dificultades que supone en materia de financiación. Los bancos actualmente ponen muchas dificultades a la hora de prestar dinero a la hora de montar un negocio.

Hay una fórmula que requiere una inversión más bien baja. Y que se basa en un éxito o fórmula que ha funcionado previamente. Es lo que denominamos, las franquicias.

Ventajas del modelo de franquicia

Montar un franquicia es una gran opción si deseas ser emprendedor. Es muy importante partir con la ventaja de contar con una marca consolidada, con un modelo de negocio y una estructura que ha demostrado tener éxito. Te ahorras muchos problemas, como contactar y negociar con proveedores o tener que crear una reputación desde cero.

Cuentas además con un elevado volumen de información sobre el nicho de mercado en el que quieras trabajar. Conoces el comportamiento del cliente, cuáles son los productos más demandados, y también las ubicaciones o lugares donde podrías situar tu negocio. Además, podrás contar con la ayuda y colaboración de la empresa franquiciadora. Ellos son los primeros interesados en que tu proyecto prospere y se convierta en una aventura de éxito.

Ellos te orientarán sobre cómo vender, promocionar y hacer que tu proyecto se convierta en un caso de éxito. Podemos hablar de franquicias de éxito. The Phone House es un ejemplo. Todo el mundo sabe qué es y todo el mundo sabe que venden buenos productos y servicios. Desde el primer momento vas a contar una ventaja muy amplia sobre otros competidores.

Imaginemos que estás pensando en poner una tienda de telefonía móvil en un lugar que no está muy explotado y que cuenta con posibilidades a la hora de contar con clientes de la zona. Está claro que Phone House siempre va a tener mayores posibilidades de éxito que si te instalas con tu propio nombre. Phone House, desde el principio, siempre va a generar una mayor confianza que “Telefonía Móvil Manolito”, por inventar un nombre.

Además, a la hora de negociar con proveedores, una empresa grande siempre va a obtener mejores precios ya que su volumen de compras va a ser superior. Y está claro que ese es un valor muy importante. La gente busca calidad, está claro. Pero también buscan precio. Si vendes un modelo de teléfono móvil que también lo vende una marca como Phone House, si el precio es ligeramente superior, el cliente se marchará.

Si eres un genio a la hora de negociar con los proveedores y obtienes unos precios espectaculares, enhorabuena. Tendrás mucho ganado. Eso sí, al contar con una franquicia seguramente todo ese proceso te lo ahorrarás.

No queremos desanimar a aquellas personas que quieren crear una marca. Nunca. Pero hay que ser realistas y posicionar una  marca y hacerla popular es complicado cuando estás rodeado de otras que tienen años y años de trayectoria avalados por el éxito. Aún con todo, si lo consigues, enhorabuena.

Escribe una respuesta

Tu email no será publicado.